Continúa la comunicación con tus clientes después de una compra


Enviar un mensaje a tu cliente durante o después de una compra es una buena y práctica usada mucho en el comercio electrónico. Estos mensajes contribuyen a la satisfacción del cliente y tranquilizar y, a menudo preparan el camino para futuras interacciones. En el mundo físico, es raro que un comerciante tenga este tipo de interacciones con sus clientes, como si el recibo y la interacción con el vendedor se consideraran suficientes.

A continuación te indicamos diferentes razones para interactuar con tus clientes, a través de SMS o correo electrónico, al hacer una compra.

 

Agradecerle

Si la compra de tu cliente ha tenido una buena experiencia, los estudios demuestran que dar las gracias les anima mucho a repetir la compra. En otras palabras, agradecer a tu cliente aumenta su fidelidad.

 

Anímalos a que te recomienden

Es más probable que un cliente te recomiende en el acto.  Por ejemplo: comunicarles de tu oferta de patrocinio, enviarles un enlace para animarles a dar su opinión en las plataformas apropiadas, o animarles a dar "me gusta" a su página de Facebook

 

Recopilación de opiniones

Pedir a tu cliente que opine sobre su experiencia durante su visita tiene un doble beneficio: no sólo permite identificar posibles disfunciones y mejorar; también aumenta el valor de su cliente.

 

Anímalos a volver rápidamente

Otorgando una oferta promocional muy atractiva en una futura visita con una duración muy limitada puede ser una oportunidad para desencadenar una nueva compra.

 

Anímalos a gastar más

Al condicionar una oferta promocional de alcanzar una determinada cantidad de gasto, aumentarás la cesta de tu cliente. Informarles en general. El acto de compra puede ser una oportunidad para informar o recordar a su cliente varios temas:

  • Condiciones de devolución, garantías.
  • Eventos u operaciones de venta actuales o próximas.

 

¿De inmediato, o con un poco de retraso?

Recomendamos programar estas interacciones poco después de la compra, una o dos horas después, o incluso 24 horas después, con interacciones en tiempo real reservadas a las notificaciones de los programas de fidelización, la apertura de la tarjeta, la adquisición de una recompensa, el cambio de estatus o la consecución de un determinado nivel de fondo común...

 

¿Con cada compra, o bajo ciertas condiciones?

La interacción con el cliente durante o después de una compra no tiene por qué ser sistemática, y puede ser conveniente poner condiciones, por ejemplo:

  • La compra superó los x euros (gran gasto)
  • El cliente no ha visitado durante x días / meses (cliente inactivo)
  • El cliente tiene un determinado estatus (VIP)
  • El cliente tiene tal o cual característica (por ejemplo: profesional)
  • La visita tiene tal o cual característica (por ejemplo: cliente visiblemente satisfecho durante esta visita, o por el contrario visiblemente insatisfecho)

 

Cosas a recordar:

1. Una compra es una gran oportunidad para interactuar con su cliente.

2. Puede servir para múltiples propósitos y contribuir a la satisfacción de sus clientes.

 

Ningún artículo publicado recientemente